fbpx Royal Caribbean y Carnival tendrán competencia en EE.UU. a partir de diciembre

Royal Caribbean y Carnival tendrán competencia en EE.UU. a partir de diciembre

07 de Septiembre de 2022 4:49pm
Redacción Caribbean News Digital
competencia

Royal Caribbean International (RCL) y Carnival Cruise Line (CCL) dominan el mercado de los cruceros familiares en Estados Unidos, construyendo barcos cada vez más grandes y elegantes, y con actividades que nadie esperaría encontrar en el mar. Carnival ha añadido montañas rusas a sus últimos barcos, mientras que Royal Caribbean tiene pistas de patinaje sobre hielo, carros locos, simuladores de paracaidismo y sus característicos simuladores de surf Flowrider.

Ambas compañías de cruceros han decidido que sus barcos más recientes tengan actividades, restaurantes, bares y espectáculos para que sus buques sean más atractivos que cualquier otro. Las dos navieras se han lanzado en una carrera desenfrenada para intentar que cada nave sea más moderna y mejor.

Eso hace que sea un reto para cualquier línea de cruceros competir con Royal Caribbean y Carnival por los clientes que hacen viajes en familias. Es cierto que han surgido nuevos rivales, como Virgin Voyages, pero esa línea de cruceros ha decidido competir haciendo algo completamente diferente: pasar a ser sólo para adultos y abandonar los viajes familiares por completo. 

Ahí es donde entra en escena MSC, una línea que ha tenido éxito navegando en Europa, y que ahora ha puesto su mirada en el mercado estadounidense. Hasta ahora, se trata de barcos de tamaño medio que navegan por rutas caribeñas similares a las de Carnival y Royal Caribbean. Para MSC, esta es una forma difícil de competir para MSC cuando sus dos mayores rivales le llevan ventaja en marketing, conocimiento de la marca y poseen los barcos más rimbombantes de toda la industria de cruceros.

Ahora, sin embargo, MSC tiene un nuevo buque insignia en Estados Unidos, que está a punto de zarpar y que podría cambiar las reglas del juego. 

Aunque MSC no rivalizará con Carnival y Royal Caribbean en cuanto a tamaño, su próximo buque insignia en Estados Unidos, el Seascape, pretende ofrecer experiencias que igualen a sus dos rivales, entre ellas Robotron, una emocionante atracción que llega a los mares por primera vez y que combina el impresionante viaje de una montaña rusa con música e iluminación personalizadas.

competencia

 

Aunque no se trata propiamente de una montaña rusa clásica, como la Bolt de Carnival, instalada en su buque insignia Mardi Gras y en su próximo barco gemelo, el Celebration, MSC sí pretende ofrecer una experiencia similar a la de una montaña rusa, pero de una forma muy singular. Robotron no tiene una pista. En su lugar, es un brazo robótico con una góndola adjunta, con capacidad para tres pasajeros, que los hace volar a casi 175 pies de altura sobre el mar.

Esta experiencia llena de adrenalina ofrece a los pasajeros una vista limpia de 360º del horizonte, mientras se cuelgan sobre el borde de la cubierta, se voltean y se mueven en todas las direcciones.

Los usuarios de Robotron también podrán seleccionar el nivel de emoción que deseen, desde el familiar hasta el de alta intensidad, algo que no se puede hacer en una montaña rusa tradicional.

Además, podrán crear un ambiente con luces de colores, preferencias musicales y mucho más. Junto con la pantalla de vídeo adyacente, Robotron actúa como una cabina de DJ en movimiento, con el ritmo y los bajos visualizados como patrones de colores y pulsos de luz, mientras el brazo robótico rebota y se retuerce al ritmo de los acordes.

Sin dudas, el Seascape representa un cambio importante para MSC. La compañía de cruceros zarpa con varios barcos desde puertos estadounidenses y ofrece una experiencia elegante y familiar, pero no centrada en la familia. Seascape seguirá ofreciendo la experiencia gastronómica de estilo europeo que se ofrece en sus otros barcos, pero también aumentará la emoción con algo más que Robotron.

El primer viaje de Seascape será de 17 noches y saldrá de Roma el 19 de noviembre, con escalas en España, Portugal y Bermudas, antes de llegar a Nueva York el 5 de diciembre. Tras una ceremonia de recibimiento en la Gran Manzana el 7 de diciembre, el buque se dirigirá a su puerto base en Miami, desde donde navegará por rutas del Caribe oriental y occidental.

Etiquetas
Back to top