fbpx Miguel Torruco: “Tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos”

Miguel Torruco: “Tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos”

15 de Septiembre de 2022 4:33pm
Redacción Caribbean News Digital
Miguel Torruco

El pasado miércoles, CNDEscucha, el programa de Caribbean News Digital que dirige y conduce José Carlos de Santiago, presidente del Grupo Excelencias, tuvo el honor de contar con la presencia de Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo de México. 

Los logros que la nación azteca ha conseguido en materia turística durante y después de la pandemia de la Covid-19 son más que elocuentes, de manera que, debido a la importancia de sus declaraciones a Excelencias, reproducimos el contenido de la misma para nuestros lectores.  

Lecturas relacionadas:

México: más de $2.700 millones en inversión directa en el primer semestre de 2002

México: más de $13.000 millones por turismo internacional en 2022

México registró más de 2 millones de turistas en junio

México supera los 41 millones de pasajeros de enero a mayo 

180 días de estancia en México para quienes lleguen por Cancún

México ha logrado superar los negativos impactos de la pandemia de Covid-19 en el turismo a nivel internacional con una política de puertas abiertas y la estricta aplicación de medidas de bioseguridad hasta lograr posicionarse actualmente como un destino líder en América y el mundo. ¿Cómo ha crecido en ese sentido el país en 2022, en cifras globales?

El día 11 de marzo de 2020 ya teníamos lista la edición 45 de nuestro Tianguis Turístico a celebrarse por primera vez en la ciudad de Mérida, en el bello estado de Yucatán, en el cual íbamos a batir récord de asistencia y citas de negocios. De pronto, amanecimos con el cubetazo de agua helada, de que la Organización Mundial de la Salud declaraba a la Covid-19 como pandemia. Lo primero que ordena el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es no restringir vuelos internacionales, ni nacionales y encomendó a las Secretarías de Turismo y de Salud hacer los protocolos biosanitarios, en coordinación con los líderes de las organizaciones más representativas, lo cual dio como resultado que México fuera el primer país en obtener los protocolos. 

Fuimos el único país que no cancelamos nuestra feria internacional llamada Tianguis, como lo hicieron en todas partes del mundo, y nos fuimos con la primera edición del Tianguis Digital. Tuvimos asistencia, sorpresivamente, de más de 61 naciones con un gran número de turoperadores que estuvieron siempre atentos, además, mantuvimos estrecha relación y comunicación con los turoperadores de los principales seis países emisores hacia México. 

Gracias a la política de austeridad del presidente de la República, se tuvo el recurso para apartar las vacunas de las cinco farmacéuticas y ello aceleró el proceso de vacunación y se dio prioridad a las plazas más importantes de vocación turística. Cuando en México se había aplicado ya una segunda dosis de vacunación en adultos, muchos países desarrollados de Europa, no tenían ni la primera.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), como consecuencia de la pandemia a nivel mundial, hubo una contracción del 73 por ciento. Los 20 países que compiten con México en materia de divisas, que es donde se mide la potencialidad turística de una nación, tuvieron una caída del 82 al 88 por ciento. México tuvo una caída del 46, es obvio que es más rápida la recuperación un -46 que de un -85.  Eso, en forma –y lo repito– coyuntural, nos catapultó a todo este gran movimiento hacia la tercera posición a finales de 2020 a nivel mundial, tan solo por debajo de Francia e Italia, mientras que en 2021 superamos a Italia. 

Hoy en día tenemos muy gratas noticias porque después de haber tenido un primer semestre muy exitoso en materia turística y un verano muy alentador, en el que se cumplieron las expectativas, puedo asegurar que, para el término del presente año, vamos a captar 24 millones 300 mil turistas; seis puntos por debajo de 2019, pero lo importante es que en materia de divisas cerraremos 2022 con 26 mil 121 millones de dólares, 6.3 puntos por encima de 2019.

Y algo sorprendente es que en temas de inversión extranjera rebasamos el récord histórico de 2017, seguimos con la construcción de 19.022 cuartos de hotel en promedio, y se sigue desarrollando la infraestructura a lo largo y ancho del país para ampliar el producto. 

¿Preocupa a la Secretaría de Turismo mexicana el descenso en el número de visitantes?

La potencialidad turística de un país no se mide en base del número de personas que ingresan, sino por las divisas captadas. Eso significa que se ha mejorado nuestro producto y ha respondido más a las expectativas del consumidor. Vienen menos, pero gastan más. El gasto promedio se ha incrementado. 

Entre 2012 y 2018, el presupuesto dedicado al turismo fue de 54 mil millones de pesos, que se dividían en el Consejo de Promoción Turística, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo y la Secretaría de Turismo. Con 41.2 millones de turistas de internación, estábamos ubicados en la séptima posición de acuerdo a la OMT, sin embargo, en materia de divisas estábamos en el apartado lugar 17 y en cuanto al gasto per cápita al cierre de 2018, ocupábamos el lugar 40. 

Era prioritario que, en el nuevo plan de desarrollo del Gobierno, transformáramos la política turística para reposicionarnos en el ámbito internacional. Para poder lograrlo había que integrar nuevos productos. Antes de la pandemia y de que supiéramos cuál iba a ser la modificación del nuevo perfil del turista, tanto interno como de internación, el presidente de la República se adelantó a los hechos.  Empezó la construcción del Tren Maya, con mil 524 kilómetros de línea férrea, con 20 estaciones a través de las cuales se podrán admirar 190 atractivos de alto impacto y que va a beneficiar a Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Campeche y Tabasco. En estos dos últimos había habido una baja turística relacionada a la edificación de la séptima refinería del país y el paso del tren va a fortalecer el turismo de negocios y a todos los hoteles de mis colegas de esos estados que tuvieron muy mala temporada.

También el tren transístmico, del Istmo de Tehuantepec, correrá de lado a lado y ahorrará más de seis días para pasar por el canal de Panamá. Eso significa un nuevo corredor económico y convocamos a los secretarios de turismo de Oaxaca y Veracruz para analizar sus atractivos turísticos para poner las estaciones en ellos y hacer de ese tren de carga un tren turístico.

Entre los aciertos del presidente, se encontró la filosofía de consolidar lo existente porque generalmente se hacían obras, pero cuando cambiaban los gobiernos se dejaba todo a medias. Por ejemplo, tomó más de 13 años construir la autopista de Guajaca a la costa, lo cual es un poco absurdo, y ya en los próximos meses estará terminada. Habrá prosperidad, mejorará el turismo en Oaxaca y en la costa, mientras en Puerto Escondido se está haciendo la ampliación de un aeropuerto, nuevo, moderno. 

Chetumal, la que yo llamo la capital del estado más poderoso en materia de turismo de América Latina, estuvo 48 años en abandono, con un aeropuerto con una sola salida, cinco sillas de espera y una tiendita de sándwiches. Porfirio Díaz decía que había que conectar Chetumal con el mar Caribe; después de 100 años, finalmente estará listo el Canal de Zaragoza.

Pasaron también más de nueve años haciendo el aeropuerto de las Barrancas del Cobre en Creel, y este fin de año se inaugura el aeropuerto que catapultará este destino, cuatro veces más grande que el Cañón del Colorado en Arizona, Estados Unidos. 

Asimismo, destaca el eje turístico que estamos desarrollando en Nayarit, uno de los seis estados con mayor índice de inversión extranjera, muy cerca de Puerto Vallarta. Allá en Tepic, la capital, se está ampliando y modernizando el gran aeropuerto, pero también y finalmente después de muchos años, se terminará la autopista de Compostela, pueblo mágico, a Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta, que será un gran ahorro de distancia y favorecerá un gran movimiento turístico. 

En la isla de Mexcaltitán se hizo una tremenda remodelación gracias al apoyo de todas las secretarías, pues la nueva política turística es coordinarse teniendo al turismo como actividad de cruce para poder cumplir con ese tipo de desarrollo y obras. Esta isla, que en 2016 perdió su rango de pueblo mágico, hoy luce remodelada y lista para estar abierta a todo el público.

También es importante mencionar que San Blas, con su carretera mejorada, luciendo renovado, va a salir como pueblo mágico, donde se encuentra la aduana más antigua del Galeón de Manila y de ahí saldrá, de un nuevo muelle, el nuevo transbordador que irá hasta Islas Marías, el Alcatraz mexicano, totalmente remodelado y listo para recibir a los turistas para que vean el museo del sitio, donde hay ocho atractivos turísticos.

En Mazatlán, se habrá de terminar en marzo próximo el acuario más grande de América Latina, donde pusimos la primera piedra en 2019. De ahí saldrá otro transbordador para las islas, y así poco a poco, a lo largo y ancho del país, de hacen nuevos productos que, además, van a responder al nuevo perfil de un turista postpandemia: más informado, más exigente, que quiere lugares más abiertos, en más contacto con la población, la gastronomía y la artesanía. Por ello estamos trabajando en este nuevo modelo. 

A lo largo de los años se hizo mucho, hubo muchos aciertos, también errores, pero la realidad es que estábamos al cierre de 2018, antes de esta administración, en el lugar 17 de captación de divisas y en el 40 de gastos per cápita con todo y los 54 mil millones de pesos de presupuesto. 

 

 

¿Cuánto ha representado en este desarrollo el turismo interno, que parece redescubrir su propio país? 

En el 2019, se desplazaron por todo el territorio mexicano 258 millones de viajeros, de los cuales 110 millones se hospedaron en hoteles. El 82 por ciento era turismo interno. Por otra parte, ese movimiento tan grande de turismo interno representó una derrama impresionante de 142 mil millones de dólares, cuando el turismo de internación arrojó este año 26 mil 121 millones y eso da la magnitud de lo que significa el turismo interno. Por eso, hemos estado poniendo mucha atención en este segmento.

¿Cómo ha sido el proceso de renovación tecnológica del servicio de ayuda al turista Ángeles Verdes y cómo aportará ello a una mayor seguridad y eficiencia de cara al cliente?

Los Ángeles Verdes, únicos en el mundo, son unidades con oficiales que dan información turística y componen los automóviles que solicitan apoyo. Acabamos de poner en marcha el centro de inteligencia geo-satelital, a través del cual tenemos ubicadas en tiempo real nuestras unidades en toda la república y sabemos qué carreteras son las más transitadas, hay focos rojos donde hay deslaves, o accidentes y los servicios que se han afectado. 

Estábamos muy interesados en reanimar este programa, el segundo más longevo de la administración, con un retraso de más de 22 años en materia tecnológica. El próximo año habremos de renovar el cien por ciento de las unidades para dejar un servicio único a nivel mundial, de primera, modernizado y con tecnología de punta.

Sus miembros reciben cursos de capacitación, son gente muy profesional. Los Ángeles Verdes ahora no solamente están listos para poder ayudar cualquier descompostura de algún turista que venga por carretera, sino que están habilitados para dar información y promoción turística y cada vez vamos completando el servicio en el 078 y ya tenemos aplicaciones para dispositivos móviles que utilizan Android y en breve estarán disponibles también en el sistema operativo IOS. Hemos dado un salto para tener hoy en día una corporación única en este tipo de servicios a nivel mundial. 

Tan solo la distancia de Tijuana, las dos bajas Californias a Cabo San Lucas, el Desierto de Sonora, es 42 kilómetros más grande que Italia, por eso cuando por primera vez una familia norteamericana vio llegar en medio de ese sol y ese calor tan tremendos una unidad color verde que se acababa de poner en marcha en 1960, cuando estaba de presidente Adolfo López Mateos, ellos mismos los describieron como ángeles verdes; ellos mismos bautizaron esta gran corporación, de la cual me enorgullezco en poder dirigir desde la Secretaría de Turismo.

La gastronomía mexicana ha recibido diferentes menciones tanto a nivel nacional como regional, como es el caso de la cocina michoacana, declarada por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y la ciudad de Guanajuato, capital de la gastronomía iberoamericana por la Academia Iberoamericana de Gastronomía, condición que próximamente será entregada también a Puebla. ¿Qué significa para México estos reconocimientos?

Para que la gastronomía mexicana tuviera el rango de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, primero había que pasar por una cocina regional y para ello nuestros buenos amigos de Michoacán hicieron ese enorme esfuerzo para alcanzar el primer escalón y de esa forma llegar al objetivo de la declaratoria como la que tenemos hoy de forma general. Que la Academia Iberoamericana de Gastronomía reconociera en su momento a la ciudad de Guanajuato y ahora piensen reconocer a la ciudad de Puebla es un valor agregado que va a servir para ser incluido dentro de nuestra estrategia de comercialización como un atractivo fundamental porque parte de los requisitos que quiere un turista es la gastronomía. 

Como digo en uno de mis libros, el turista es un ser muy peculiar: ve, oye, observa, ingiere, dialoga, anota, compara, reflexiona y cuando llega a su lugar de origen va a transmitir sus experiencias para bien o para mal, en donde el tema gastronómico es uno de los grandes temas que incluye en sus comentarios al término del viaje. Así que esos nombramientos sean bienvenidos y, además, haremos la difusión y la festejaremos porque un premio que gane cualquier ciudad de nuestro país es una medalla adicional para beneficio de la gastronomía mexicana. Me dará mucho gusto compartir con ustedes en la próxima edición de Fitur y recuerden que en marzo celebraremos el tianguis turístico por primera vez en la ciudad de México. Entonces vamos a estar con grandes eventos el próximo año.

Las más recientes cifras de arribos de vuelos a México son impresionantes, ¿cómo se inserta esto dentro de los logros en términos de recuperación de la actividad turística?

De enero a julio del presente año, ya se captaron 14 millones 502 mil pasajeros en vuelos internacionales, y tenemos programados 32 457 845 asientos reservados en vuelos hacia México, lo cual significa un 28 por ciento más que en 2021. 

La región norteamericana, por citar un ejemplo, aporta 24 millones 785 mil 700 asientos, el 76 por ciento del total. En cuanto a las líneas aéreas, American Airlines representó el 15.3, Aeroméxico el 12.4 por ciento, United Airlines el 11.2, que en total hacen 12 millones 598 mil asientos.

Los aeropuertos más concurridos fueron el de Cancún, Ciudad de México y Guadalajara que en conjunto movieron 23 millones 852 mil asientos, es decir el 73,5 por ciento del total. Las rutas internacionales a México más exitosas son Dallas-Cancún, Houston-Ciudad de México, Los Ángeles-Guadalajara. 

El turista de hoy quiere tener más, con el mismo esfuerzo, y el mínimo desplazamiento de viaje. Tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos, al nuevo perfil del turista, tanto interno como internacional

Las rutas han sido uno de los grandes privilegios del turismo mexicano, ¿existe alguna en particular que desde la Secretaría de Turismo se debería marcar como excepcional para ser visitada y promovida en México?

Desde hace 36 años se viene hablando del mundo maya, con organizaciones y reuniones, pero no había conectividad aérea y sin eso no hay turismo. Por primera vez rompimos ese círculo perverso y pusimos en marcha varios vuelos que van a integrar el mundo maya. Ya desde Cancún se vuela a Tikal en Guatemala, y tenemos también vuelos a Belice y a Honduras. Cuando participé en la más reciente reunión del mundo maya invité a esos países para que se integren, a que estén con nosotros en la 47 edición del Tianguis Turístico de la Ciudad de México.  Ahí, por primera vez, se reunirán nuestros colegas de Guatemala, Honduras, Belice y El Salvador, vendiendo el mundo maya en su conjunto. 

Será un acto de intercambio y, sobre todo, de comunicación para que la persona que tiene el privilegio de estar en la impresionante zona de Tikal en Guatemala o en Copán, Honduras, y en ocasiones quieren ver Chichen Itzá, ahora pueda acceder a paquetes regionales, que también es parte de la respuesta al nuevo perfil del turista. Además, es volver a los inicios, como cuando los españoles, como maestros del turismo a nivel mundial, fueron los primeros en integrar de forma regional el turismo. Esta es la forma en que se está volviendo a los inicios en esta etapa postpandemia. 

El turista de hoy quiere tener más, con el mismo esfuerzo, y el mínimo desplazamiento de viaje. Tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos, al nuevo perfil del turista, tanto interno como internacional y, sobre todo, mantener los protocolos biosanitarios porque esta no es la primera ni será la última pandemia. En esta ocasión, el mundo está más preparado para enfrentarse a otras contingencias y será parte ya no complementaria, sino obligatoria de la oferta de los destinos turísticos.

¿Qué papel ha desempeñado la conectividad dentro del plan de actualización y renovación turística en México?

Hoy en día se están terminando los dos pasos a desnivel de la carretera suburbana gracias a la cual se va a ahorrar mucho tiempo, también se están construyendo 25 kilómetros de línea férrea del tren suburbano para que salga de la estación Buenavista de la Ciudad de México y en 46 minutos esté en la estación subterránea que está en el nuevo aeropuerto y también en el aeropuerto de la Ciudad de México ya hizo el paso a desnivel, solo falta ahora superar cuatro semáforos que faltan para poder hacerlo directo del circuito interior a ese nuevo paso a desnivel lo cual fortalece la conectividad y ahora ya México tendrá la oportunidad de ofrecer el sistema aeroportuario metropolitano con la Ciudad de México con la ciudad de Toluca y el nuevo aeropuerto, donde por cierto, tenemos tres grandes museos y un centro de convenciones.

Contamos con el Gran Museo del Ferrocarril El olivo presidencial, que muestra cómo viajaban los presidentes en aquella época. Durante las obras de excavación se encontraron más de 300 restos completos de mamuts, camellos de la antigüedad y otras especies que están en el Gran Museo del Mamut y también se terminó el Museo de la Aviación Mexicana donde se puede ver desde el primer avión hecho en México, los globos de Cantoya hasta los aviones supersónicos, los grandes helicópteros de diferentes países y sobre todo salones donde habla de la historia de la aviación. 

Por eso lanzamos en el Turibus el nuevo producto Conoce el aeropuerto de la Ciudad de México, a través del cual el visitante se puede dar cuenta de la gran obra que se hizo en tiempo récord, pasa a los museos y termina en Teotihuacán para comer en el restaurante La Gruta, un gran circuito que recomiendo.

Cuando fui secretario de Turismo de la Ciudad de México había siete rutas de Turibus; dejamos 32, creamos dos Turiski en helicóptero y el tranvía turístico también para manejar diferentes niveles socioeconómicos. Quiere decir que la clave para ver la Ciudad de México –la segunda más visitada por turistas hospedados en hoteles de América Latina–fue la creación, integración y comercialización de nuevos productos con programas específicos de promoción, llegando a tocar la puerta en las ciudades emisoras. Ese modelo lo estamos ahora implementado en el ámbito internacional bajo la guía y las nuevas ideas que nos enriquecen del presidente de la República.

Etiquetas
Back to top