fbpx Tributo 2020 tuvo su Habanos Moment

Tributo 2020 tuvo su Habanos Moment

28 de Febrero de 2020 12:28pm
Redacción Caribbean News Digital
habana club

El ron cubano Tributo 2020 de la compañía Havana Club internacional S.A., tuvo su momento especial dentro del 22 Festival del Habano, espacio creado para resaltar esos instantes que se quedarán para siempre en la memoria de los participantes.

Y qué mejor para Tributo 2020 que un maridaje con un buen puro cubano. Con un Habano Hoyo de Monterrey cepo 57. Un Habano, que a decir del maestro Habanosommelier Fernando Fernández, tiene una intensidad media que resalta los aromas y sabores de Tributo.

Devenido ya en joven tradición, a sus cinco años de vida, Tributo 2020 llega para cerrar un ciclo; uno iniciado en 2016, con un producto liderado por una base de rones añejada en barriles de 80 años y que rendía homenaje a la artesanía de los Maestros del ron Cubano, cuyos saberes recibían, ese mismo año, la condición de Patrimonio cultural de Cuba.

Así le sucedieron otros tres, cada uno con su homenaje: a la caña de azúcar, Tributo 2017; al barril en que se añejan sus bases, Tributo 2018; a la pasión y el conocimiento de tres generaciones de maestros roneros cubanos, Tributo 2019.

Habana Club Tributo

Esta nueva entrega también demuestra pasión, conocimiento, colaboración, y por su puesto rinde un Tributo. Su máximo responsable, el Maestro del Ron cubano, Asbel Morales, explica el porqué del cierre de un ciclo con el 2020, homenaje al proceso único de envejecimiento sucesivo y mezcla, realizado cuidadosamente:

“Después de mezclar cada lote de Havana Club –usados para la creación de las ediciones anteriores de esta colección- una parte de esa mezcla resultante se reserva y se devuelve a los barriles para la producción de futuros rones.

Para esta nueva entrega, seleccioné personalmente porciones de cada una de esas exquisitas reservas de las ediciones anteriores de Tributo, esas que habíamos vuelto a añejar; y la mezclé con un ron que califico de único, extraído de un lote extraordinario de 100 barriles exclusivos que nunca ha salido a la venta”, describió Morales.

Aquí radica la magia de este ron de color ámbar oscuro profundo, y rojizo al mismo tiempo; con un aroma a frutos secos y caramelo, chocolate amargo y toques de cuero viejo… que se siente seco, dulce e intenso al paladar… que tiene mucho que entregar, mucho que revelar, mucho que transmitir, y mucho que hacernos sentir en ese intento por descubrir esos secretos que guarda lo inagotable del añejamiento natural.

 

Back to top