fbpx Nueva amenaza meteorológica se cierne sobre el Caribe

Nueva amenaza meteorológica se cierne sobre el Caribe

22 de Septiembre de 2022 4:50pm
Jorge Coromina
Caribe

Ahora que la mayoría de los territorios del Caribe, Centroamérica y el estado norteamericano de Florida aun respiran con alivio mientras observan cómo se aleja hacia el Atlántico Norte el poderoso huracán Fiona, que afectó tremendamente a Puerto Rico y República Dominicana, las alarmas vuelven a encenderse a partir de una perturbación ciclónica ubicada muy cerca de Barbados.

Y es que los modelos meteorológicos apuntan a que esta zona tengan grandes probabilidades de convertirse en las próximas horas en una tormenta tropical que representaría una amenaza de huracán en el Golfo ya comenzando la próxima semana.

Este último sistema se suma al huracán Fiona en el Atlántico occidental y a la tormenta tropical Gastón en el Atlántico central. La perturbación tropical, llamada hasta el momento Invest 98L, es un grupo de tormentas eléctricas a unos cientos de kilómetros al este de las Islas de Barlovento.

La zona está bajo la observación del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, utilizando para ellos modelos informáticos avanzados y otros recursos, incluyendo los aviones cazahuracanes que permite observar de cerca el desarrollo del sistema.

Aunque varios de los modelos consultados apuntan a que Invest 98L debe desarrollarse en los próximos días tan pronto comience a transitar por las aguas cálidas del Caribe, no es menos cierto que tendrá que luchar contra la cizalladura del viento generada por el huracán Fiona, así como contra una masa de aire seco. Esto podría retrasar su desarrollo tropical, pero sólo por un corto tiempo.

Independientemente de que eso ocurra o no, las lluvias fuertes y los vientos en racha son las principales amenazas para las Islas de Barlovento, las zonas cercanas a la costa venezolana, Aruba, Bonaire y Curazao.

Puerto Rico, las Islas Vírgenes, La Española, Jamaica, las Islas Caimán, Cuba y la Península de Yucatán, en México, deben mantener una estrecha vigilancia sobre la futura evolución de este sistema.

Back to top